Bitcoin, Blockchain e inclusión financiera.

Por Henry Sraigman.

Siglo XXI, 7,4 mil millones de personas habitan el mundo. Siglo XXI, la población mundial ha crecido más en los últimos cincuenta años que a lo largo de toda la historia.

El nuevo siglo presenta un escenario donde el 50% de la población global se encuentra fuera del sistema financiero tradicional. En Latinoamérica estas cifras son aún más altas; el 65% de los habitantes del continente latinoamericano está des-bancarizado, con empleo informal o salarios mínimos.

En un mundo que cambia a cada instante, donde los avances en materia tecnológica son moneda corriente y distintos conflictos sociales se presentan en todo el mundo, Internet está cambiando. Tal es el cambio, que en los últimos años vimos el surgimiento de una nueva industria de las llamadas compañías FinTech. Estas compañías proveen servicios financieros más accesibles y eficientes a través del uso de nuevas tecnologías.

Una de las mayores disrupciones es la tecnología blockchain. La misma consiste en un registro público de transacciones inmutable y verificado por una red distribuida. El ejemplo más famoso de esta tecnología es la ya conocida criptomoneda, bitcoin, que no depende de ninguna autoridad central para su regulación o emisión, reduciendo los costos de verificación. Pero el bitcoin es mucho más que una cripto-moneda, es una cripto-economía que pone los incentivos correctos para que sus actores se mantengan honestos.

Sin embargo, Bitcoin fue simplemente el comienzo de la revolución blockchain. Compañías FinTech como RSK, la primera plataforma de contratos inteligentes asegurada por la red de bitcoin, creen que esta tecnología va a integrar a miles de millones de personas al sistema financiero a través de registros más transparentes y sistemas de reputación más baratos que permitirán el desarrollo de servicios financieros más inclusivos.

Año 2017, desbancarizados, refugiados y desplazados demandan servicios financieros. A su vez, la próxima fuerza de trabajo del mundo, los millennials, llegan con sus usos y costumbres. El 70% de ellos no ve el valor diferencial de los bancos tradicionales y espera no tener que ir al banco en absoluto después del año 2020. Para ese año, el World Economic Forum estima que existirán 6 mil millones de usuarios de smartphones en el mundo entero. Es momento de utilizar la tecnología del modo correcto.

El crecimiento de usuarios de smartphones combinado con los contratos inteligentes y la seguridad y bajo costo de la tecnología blockchain puede crear las condiciones para impulsar la inclusión financiera a nivel global.

Desde ese lugar, RSK pone la innovación al servicio de la transformación social. Las empresas FinTech ya comenzaron a adoptar el nuevo paradigma; y afortunadamente para América y el resto del mundo, las instituciones financieras y los entes reguladores están explorando cómo construir soluciones blockchain de excelencia.

 

Información de contacto:

Henry Sraigman, Head of Business Development @ RSK
@henrysraigman